“Hemos salido de nuestros cuarteles”

Opinión de Enrique Mosqueira.

Fue la frase de Andrés Rodríguez para decir ¡basta ya! A las barbaridades, atropellos, violaciones, escándalos, flagrancias, abusos de poder del tirano, y hoy, a casi a 30 años del transito, seguimos en más de lo mismo, pues en nombre de la democracia se hicieron tantos simulacros para seguir per secula seculoroum los mismos vicios de los tiranos y hoy somos victimas de tanta violencia, porque hay conflictos entre los desheredados y los privilegiados… allí estarán por siempre, sin solución los dramáticos problemas existenciales de los sin techos, de los afectados por la crecida de los ríos, de los exiliados económicos, de los desocupados, de los viciosos por sustancias prohibidas, del hambre, la desnutrición, del pueblo enfermo por tantas necesidades insatisfechas, del analfabetismo real y funcional de nuestra sociedad toda.

Yo soy un paraguayo con necesidades, con dones y talentos. por eso quiero inmiscuirme en la política, porque si me quedo en casa a esperar el milagro de que los lobos se conviertan en “corderito”, no lograré que estos “angurrientos” que copan todos los bienes públicos y privados, nepotismo, sobre-facturaciones, deudas espurias, no habrá lugar para juan pueblo. Seguiremos arrastrados en este nuestro país tan rico en recursos naturales y talentos humanos.como mostraba Kuchu Kacha en sus nalgas, en los corsos de Villarrica de antaño: “ni para mi ni para vos”.

No habrá lugar ni oportunidades para mis hijos ni para mis nietos. para los hijos y nietos de mis hermanos “Juan Pueblos”, pues siempre están las Susi Duarte, los Ibañez, los abogados, los Gonzalez Daher, los Pedro Sánchez embajador en Dominicana, que con nepotismo todos los puestos son para ellos. Que toda la plata de los prestamos solo para financiar obras malas y por sobre todo compra de conciencia, de privilegios, pago de lealtades. meriendas fantasmas, policías fantasmas, deudas fantasmas, obras fantasmas.

Pero siempre habrá esperanzas en que algunos políticos -como en una proposición de la lógica formal- quieran hacer buenas políticas publicas, que quiera devolver la credibilidad a esta noble profesión. Por eso sostengo al no ser todos iguales, habrá siempre uno o unos menos malos y vamos por ellos, para recuperar lo perdido. Necesito de la política y de los políticos que me garanticen paz, la justicia y la libertad y lograr el bienestar para mí y los míos, para ti y los tuyos y entonces hay que salir de nuestras casas para encontrarlos, y debe ser ya, sino de balde llorar sobre leche derramada y gritar: ¡BASTA YA!

Autor entrada: Carlos Alberto Valdez