“La vida del idioma guaraní no ha sido fácil”

En la expo feria literaria, cultural y científica que organiza el Colegio Don Bosco, en particular, los alumnos de Ciencias Básicas han investigado para la exposición: el origen del bilingüismo, los procesos políticos y sociales que han condicionado la supervivencia del idioma guaraní, la actualidad social y legislativa.

“Si la lengua indígena sobrevive no es porque los gobiernos hayan hecho lo suficiente por su supervivencia sino porque el pueblo, la mayoría, lo habló y lo habla en las diversas circunstancias de la vida”, dijeron Élvis López y Sabrina Challiol.

Cabe resaltar que, la “primera exclusión oficial del guaraní surge poco después de la Independencia del 14 y 15 de mayo de 1811. Un tal Pedro Vicente Cañete, asesor de las primeras formas de gobierno autónomo que se iban ensayando, prohibió su uso en las escuelas. El único que se le opuso fue José Gaspar Rodríguez de Francia“.

El Dr. Francia entendía, en ese entonces, que “el idioma Guaraní era uno de los más fuertes factores de cohesión social entre los paraguayos. En su lucha por afianzar nuestra independencia ante los países vecinos, utilizó el Guaraní en cuantas circunstancias le cupo”.

Llegó inclusive a utilizarlo en forma oficial, ya que acostumbraba enviar sus cartas con instrucciones oficiales en Guaraní a sus Delegados de Frontera. Fue un gran propulsor del ava ñe’ẽ.

El propio Dr. Francia sostuvo que “el paraguayo debía entonar siempre su Himno Nacional en su lengua autóctona”.

“A lo largo de 200 años, la vida del guaraní no ha sido fácil”, manifestaron Fátima Galeano y Tobías García.

Tal vez, quien comprendió el contexto social y cultural fue Domingo Martínez de Irala al casarse con la hija del cacique Mokirasê. Esta unión marital tuvo efectos de convivencia pacífica con los nativos; además, aprendió el guaraní. Muchos de sus compañeros lo imitaron en esa conducta, casándose con jóvenes mujeres de aquella primitiva sociedad, y así la mujer aborigen guaraní amamanta al paraguayo mestizo y le dio su idioma.

“Nuestro sistema educativo siempre se hizo sobre la base de ignorar la existencia incuestionable del idioma guaraní”, resaltaron Guillermo Dávalos Yessica Dennis.

El 25 de agosto de 1967, fecha en que se sanciona una nueva Constitución Nacional, y el idioma guaraní por primera vez es reconocido como idioma nacional (Art. 5) junto al castellano, y se habla en ella también de la necesidad de promover su difusión y su enseñanza (Art. 92).

Posteriormente, en el año 1992 la Convención Nacional Constituyente resuelve incluir la disposición en la Constitución Nacional por la cual se declara al guaraní como idioma oficial de la República del Paraguay junto con el castellano (Art. 140), y se dispuso la obligatoriedad de la enseñanza en lengua materna del educando y de instruirse asimismo en el conocimiento y el empleo de ambas lenguas oficiales de la República (Art. 77). Tal vez queda por erradicar los prejuicios existentes sobre el guaraní, se necesita promocionar más y adaptando así a los avances sociales, culturales, etc.

“Con la oficialización del idioma, es legítimo peticionar a las autoridades en documento escrito totalmente en el idioma guaraní”, aclaran Mathias Caballero y Augusto Cáceres.

Autor entrada: Carlos Alberto Valdez