Nietzsche: “tan sólo el pasado mañana me pertenece (…) algunos nacen de manera póstuma”

Nietzsche: “tan sólo el pasado mañana me pertenece (…) algunos nacen de manera póstuma”

Así sentenciaba el filósofo alemán en el prologo de una de sus famosas obras: “El Anticristo“. Friedrich Wilhelm Nietzsche nació el 15 de octubre de 1844 en Röcken,  un pequeño pueblo de Sajonia-Anhalt, cerca de Leipzig. Fue un filósofo, poeta, músico y filólogo.

Es considerado como uno de los filósofos más influyentes del siglo XIX. Básicamente, su crítica se centra en la cultura (europea), la religión, la filosofía occidental. Posteriormente, sus postulados filosóficos influenciaron en teólogosantropólogosfilósofossociólogospsicólogospolitólogoshistoriadorespoetasnovelistas y dramaturgos.

Imagen relacionada

Nietzsche exigía el pensamiento por sí mismo, no que se tome su filosofía como una verdad absoluta.

¿Por qué no vino el filósofo a Paraguay?

La Colonia Nueva Germania, que queda en el departamento de San Pedro, a 278 kilómetros de Asunción, que fuera fundada por 14 familias alemanas, tras el acuerdo llegado el 13 de agosto de 1877 con el Presidente de la República, Gral. Bernardino Caballero. De entre ellos, “Elisabeth Nietzsche se había casado con el doctor Bernhard Förster, un alemán fanático antisemita que tuvo la idea de fundar un enclave ario puro en un punto de Sudamérica. Su idea era ‘preservar la raza germánica sin contaminación alguna'” (ABC Color).

“Elisabeth había invitado a su hermano Friedrich a venir al Paraguay, pero este se negó rotundamente a hacerlo. Desde un principio, el pensador detestó a su cuñado, ni tan siquiera concurrió a la ceremonia de casamiento de su hermana y jamás compartió el pensamiento extremo de Förster y su grupo de allegados, al que denominaba ‘la canalla antisemita'” (ABC Color).

A lo que Friederich responde: “¡Oh, querida enfermedad! Pero no consideraré la posibilidad de ir al Paraguay, de modo que pongamos punto final a eso. En primer lugar, es demasiado lejos; solo el viaje me mataría si vuestra compañía no lo hizo ya. En segundo lugar, probablemente tu difunto marido ha contaminado en tal forma el Paraguay con su plaga antisemita, que debe ser un lugar tan malo para vivir como Alemania” (ABC Color).

Finalmente, el pensador alemán cierra la posibilidad de venir al país diciendo: “El antisemitismo, en un lugar donde ocasionalmente se puede echar una mirada a un rostro genuinamente judío, es una cosa. Pero debe ser imposible respirar donde hay solo vacíos rostros cristianos que saludan. Por su exagerado antisemitismo, deduzco que no debe haber suficientes cosas en Paraguay para odiar y hacer soportables las miserias comunes de la vida” (ABC Color).

Crítica a la cultura (europea)

La filosofía de Nietzsche no es sistemática, como la de otros autores. En este espacio no ofreceremos una extensa exposición. Para entender los principios de su filosofía, se recomienda algunos puntos claves, a saber:

Inicia partiendo de la premisa que toda la cultura occidental tenía un vicio esencial, puesto que critica los tres mundos inventados por el hombre: lo racional; lo moral; y el religioso.

Para el filósofo alemán, en el mundo habían dos tipos de moral: la del “señor” y la del “esclavo”. Así, la “moral del esclavo” es la de los débiles, que se rige por la humildad, la compasión y la paciencia, y la que depende de una moral superior. Por su parte, la “moral del señor” es aquella que se centra en sí misma, en la exigencia y en la afirmación de los “impulsos vitales”.

Según Nietzche, en nuestra sociedad hay más la “moral del esclavo” que la “moral del señor”. De manera que, para evolucionar habría que dejar la primera y tomar la segunda. Remarca que bajo este principio, toda la cultura Europea se encuentra cimentada. Concluye de esta manera y desemboca en el siguiente principio filosófico.

La religión

Para Nietzsche la religión, y en particular la cristiana, impone la moral del miedo que tiene el hombre de sí mismo, por lo que el hombre termina siguiendo a otro ser más poderoso, en este caso, Dios.

En ese sentido nace el concepto de Superhombre. Es el hombre que ha dejado el “rebaño” en el que vivía para ser seguro e independiente y, por sobre todo, individualista. Ha dejado la moral del esclavo para pasar a crear la suya.

La dicotomía entre lo apolíneo y dionisíaco

Aquí Nietzsche utiliza ambas deidades griegas como una metáfora filosófica. Es más bien una interpretación que nace de la figuradas de los dioses griegos Apolo y Dioniso.

En su primera obra “El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música“, en el que Apolo representa a través de la belleza lo elevado, lo racional; en tanto que Dioniso, dios de la vendimia, del vino, representaría lo terrenal, la sensualidad desatada; dos figuras que se las supone antagónicas, pero dos conceptos inherentes a la vida e imprescindibles en toda creación dramática.

Nihilismo y la muerte de Dios

En este punto, el filósofo sostiene que toda la sociedad se halla sumergida en el nihilismo que habría que superar a través de “la desvalorización de los valores supremos”.

Con la “La gaya ciencia” y en “Así habló Zaratustra” nace el concepto de “Dios ha muerto”. No se trata de una muerte física, obviamente; sino de la basa de la moral social y cultural. Para Nietzsche, toda la cultura occidental está construida por la moral judeocristiana. A partir de esa sentencia filosófica, significa que toda ceguera del pasado ha muerto.

La muerte de Dios implica no ya la erradicación definitiva de la religión, sino que los valores vigentes en la sociedad se vienen abajo, por sí solos. Entonces la sociedad se da cuenta que vive en el “nihilismo”.

Para superar el nihilismo, Nietzsche dice que el hombre debe dejar atrás todo vestigio con el pasado y pasar a ser un Übermensch (Superhombre), donde impondrá sus nuevos valores morales.

Sus postulados filosóficos se los considera intempestivos, que es para todos los tiempos.

Documental

Existen varios documentales, compartimos lo que fue hecho por la BBC Mundo por el centenario del autor:

Composición musical

También compuso pequeños fragmentos musicales, aquí uno de ellos.

Película

Basada en la novela, con el mismo título, de Irvin D. Yalom.

Share